blog de Jaime Despree
×
Fuente de la imagen: http
ARTICULO ▶ SOCIEDAD
¿Una red social oficial para la UE
Jaime Despree

Los recientes acontecimientos en varios países de la Unión Europea han mostrado una vez más que las redes sociales han dejado de ser un entretenimiento privado para afectar a la soberanía política de una nación y provocar graves disturbios.

La respuesta obviamente no es censurarlas sino adelantarse a ellas y que la Unión Europea, de forma coordinada, desarrolle una red social comunitaria de interés público con funciones políticas, económicas y culturales concretas.

Supongo que esta idea no es ni mucho menos original, pues de hecho ya existen algunas iniciativas en este sentido, pero voy a permitirme la libertad de sugerir mi propuesta.

El concepto

El concepto fundamental es el de una red social pública, cuya función sea la de permitir la participación efectiva de los ciudadanos en la gestión de su comunidad, pero al mismo tiempo facilitar el entendimiento, la cooperación y la movilidad entre los ciudadanos de los diferentes estados de la Unión.

Para ello todos los ciudadanos europeos con derecho a voto deberíamos tener una cuenta en esta red pública verificada por una entidad pública, asociada a un blog para el desarrollo de la propuestas o iniciativas. Los que no tuvieran derecho a voto, podrían tener una cuenta no verificada para aquellas funciones que no se sometieran a votación.

Las funciones básicas

Políticas: Presentar mociones a las Asambleas locales sobre cualquier aspecto de la vida local.

Económicas: Promover iniciativas empresariales públicas o privadas, vender productos y servicios locales y ofrecer una bolsa de empleo local.

Culturales/Religiosas: Proponer la organización y financiación de eventos.

Recreativas/Personales: Promover la amistad entre diversas comunidades y países a través de contactos de amistad, intercambios, organización de viajes, etc.

El funcionamiento

Cada ciudadano registrado y verificado podría exponer su iniciativa y formar "grupos de apoyo" para la recogida de firmas electrónicas (lo que ahora son "amigos"). Una vez conseguido el apoyo "legal" necesario la iniciativa se sometería votación y sería vinculante para el gobierno local.

En los debates podrían participar todos los usuarios registrados de la comunidad, incluidos los no verificados.

Estas funciones deberían contar con un sistema de pagos seguro, vinculado a una entidad bancaria local, para la venta de productos y servicios o para las aportaciones para actividades culturales, recreativas, etc.

De forma muy resumida esta es la idea inicial, pero los desarrolladores deberían tener en cuenta futuras funciones, como acceso a las cuentas públicas, así como a la nominación y elección de candidatos para la presidencia de la Asamblea local y de una comisión gestora, pues se supone que ya no tendría validez la actual estructura política local.

Puesto que se trataría de una iniciativa pública, con la colaboración de empresas privadas encargadas del desarrollo y mantenimiento, la estandarización comunitaria requeriría el control del desarrollo por parte de Bruselas, pero en última instancia el control real sobre la red local deberían tenerla los mismos usuarios de cada comunidad.

¿Apoyarías tú esta iniciativa?