BLOG DE JAIME DESPREE INICIO    BLOG LIBROS ARTÍCULOS SOBRE MÍ ×
No soy un monstruo
01 de enero del 1970

"Aprieta con mucha fuerza la mano de su madre y   constantemente mira hacia arriba para asegurarse de que   ella sigue allí, de que esa mano está unida a un brazo que está   unido a un cuerpo en el que está la cabeza de su mamá" 

¿Necesita este anatómico y espantoso párrafo algún comentario? Este niño de cinco añitos quiere asegurarse de que la cabeza de su mamá, a través del brazo, está unida a la mano. Sería espantoso que después del brazo no hubiera cabeza! ¡Santo cielo, este párrafo supera mi capacidad de asombro. No sé qué decir! 

Hay mil maneras literarias de expresar la inquietud de un niño que necesita la protección de su madre, como por ejemplo; "El pequeño está inquieto e intercambia una expresiva mirada con su madre, para sentirse seguro". Pero, como decía, hay otras mil maneras de describirlo, pero a ningún escritor se le ocurriría la de esta escribiente, porque no hace méritos suficientes para ser calificada de escritora!