El escritor y su obra Blog del escritor Jaime Despree
Encuentrame en facebook
INICIO ARTÍCULOS LIBROS CUENTOS AUTORES AMIGOS YO... BLOG DE JAIME DESPREE
BLOG
La princesa desencantada
lunes, 30 de noviembre de -1
Markus W. era un pobre desgraciado, desgarbado y taciturno. Era delgado como una vara de mimbre, alto como un álamo y barbudo como una cabra vieja. Recorría las calles de Berlín sin una idea preconcebida.  Andaba todo el día, de arriba para abajo; del este al oeste. Por la mañana se le podía ver en Wedding y por la tarde en Steglitz, otras veces bordeaba el río Spree desde los jardines de Charlotemburgo hasta el parque de Treptow.

A veces, sin embargo, dejaba de andar por algunas horas, se recostaba sobre un soleado banco en alguno de sus parques favoritos y dejaba pasar las horas tontamente, contemplando el paso de las nubes, el ascenso de los aviones del aeropuerto de Tegel o el vuelo majestuoso y lento de los cisnes jóvenes, preparando su migración.

No tenía amigos, tampoco los quería, pero tenía un amor secreto: nada menos que una princesa misteriosa, pero Markus creía que por cuestiones de magia y encantamiento, estaba presa en la frialdad de una estatua de un frecuentado parque berlinés.

Markus era muy tímido, por eso el primer año de su romance con la princesa encantada no fue fácil. Simplemente se sentaba en un banco frente a la estatua y la miraba de reojo, pero con tanto disimulo y turbación que la princesa no se daba por aludida. El segundo año ya se sentía más seguro de sí mismo, y en vista de que la princesa nunca le llamó la atención, se atrevió a mirarla cara a cara. Pero ella seguía impasible. El tercer año tomó su gran decisión: se declararía y fuera lo que Dios quisiera.

Era una mañana de domingo del mes de abril. Se arregló lo mejor que supo, recogió un ramillete de flores silvestres mal combinadas, y se encaminó al parque donde le aguardaba la princesa de sus sueños. 

La pareja de cisnes estaban todavía reconstruyendo el nido para la puesta anual y andaban bastante atareados acarreando toda clase de ramitas. Los parterres empezaban a desperezarse y ya sentía el vigor de la primavera con nuevos brotes de petunias y margaritas. El dios Amor, armado con su infalible carcaj de flechas, y que vigila el parquecillo donde estaba la princesa, no le perdía de vista. La diosa Venus, situada al otro lado del jardín, parecía darle lecciones de romanticismo. La mañana era por tanto perfecta para el amor.

Como era bastante ingenuo todavía creía en cuentos de hadas y en princesas encantadas, por esta razón estaba convencido de que con un simple beso la princesa despertaría de su encantamiento y él mismo se transformaría en un apuesto príncipe azul. Pero ¿cómo atreverse a besarla? Simplemente pidiéndoselo con educación.

Se aproximó a la estatua, tosió algo nervioso, miró a un lado y a otro para estar seguro de que nadie le escuchaba, y le dijo:

—Usted perdone, señorita princesa, pero como ya debe saber la única manera de desencantarla en si le doy un beso de amor, espero que no se lo tome como una grosería, porque es la normal en estos casos.

—Querido Markus —le respondió la estatua, por lo que el pobre muchacho apenas podía tenerse en pie de la impresión. —a decir verdad, y después de observarte durante estos dos últimos años, si no te importa prefiero seguir encantada, pues si me besas seré una princesa ¡verdaderamente desencantada!

Markus no comprendió muy bien la indirecta, pero como era bastante educado y se lo había pedido con tanta amabilidad y cortesía, desistió de su empeño. 

Volvió a recorrer los parques de todo Berlín para ver si daba con otra princesa encantada, pero con menos aspiraciones que aquella. Probó con otras dos docenas de estatuas, pero en el último momento todas le decían lo mismo. Y así pasó los 48 años del resto de su vida. 

«¡A la próxima no le pregunto!», se dijo un día antes de su  muerte.

Compartir
MIS CUENTOS
MIS ARTICULOS
La guerra de la seducción
Más filosofía y menos fantasía
Filosofía personal vs. filosofía académica
La metafísica es fácil: Sobre el Ser
La mujer berlinesa y su mundo
Juicio histórico a la Iglesia Católica
Facebook que estás en los cielos...
La imaginación de las plantas
Las 10 claves de una crisis anunciada
La filosofía de cada día
Más filosofía y menos fantasía
La Iglesia Católica y su sueño político frustrado
NOTICIAS
España en fiestas: más bárbaras y menos lúdicas
miércoles, 15 de agosto de 2018
Cada 15 de Agosto más de media España celebra sus fiestas patronales, mi ciudad natal entre ell...
65 Años enseñando a vivir
lunes, 13 de agosto de 2018
Hoy cumple 65 años mi entrañable y admirado amigo Jaime Nubiola. Es la edad perfecta para deten...
Nina y Nano comienzan su aventura
miércoles, 08 de agosto de 2018
Después de viajar tres semanas en un autobús porque no sabía qué hacer con ellos, por fin han...
La torre de Babel de los escritores
lunes, 30 de julio de 2018
Por fin en septiembre tendré mi primera novela traducida al alemán en las librerías más impor...
Crisis editorial: ¿Quién tiene la culpa?
sábado, 07 de julio de 2018
Según el diario El País, el año pasado llegó al alarmante porcentaje del 40% las devoluciones...
¿Pero quién diablos soy yo?
domingo, 01 de enero de 2017
Nadie peor que yo mismo para hablar de mí mismo. Seguramente que mentiré.

Soy escritor, p...
Mi mejor admirador
martes, 12 de junio de 2018
Este es mi sistema particular de protección de datos

...
Tania ya está en mi librería
sábado, 07 de julio de 2018
En los años noventa nuestro país vivió un periodo de estupidez colectiva impresionante. Dirig...
Un libro maldito
sábado, 07 de julio de 2018
Hace unos cuantos años, recién llegado a Berlín me propuse escribir un breve ensayo sobre mi i...
NOVEDAD
NOVELAS
Tania, vida mía
334 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Los años de rojo carmín
428 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Teo y Betsy
220 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Cerca del Cielo, cerca del Infierno
192 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Marcus
0 PAGINAS
MANUSCRITO
PRIMERAS PAGINAS
Nina & Nano
100 PAGINAS
ESCRIBIENDO
PRIMERAS PAGINAS
In der Nähe des Himmel. In der Nähe der Hölle
0 PAGINAS
TRADUCIENDO
PRIMERAS PAGINAS
ENSAYOS
Ecología y sociedad civil
300 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
eDemocracia para indignados
130 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
¿Qué es la realidad?
220 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
Filosofía de los sistemas sociales
200 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
La batalla de Sigüenza
210 PAGINAS
AGOTADO
PRIMERAS PAGINAS
El escritor y su obra
240 PAGINAS
DISPONIBLE
PRIMERAS PAGINAS
Capitalismo y/o muerte
0 PAGINAS
MANUSCRITO
PRIMERAS PAGINAS
LIBRERIAS