BLOG DE JAIME DESPREE INICIO    LIBROS    CRÍTICAS    ARTÍCULOS    BLOG    SOBRE MÍ    SESIÓN ×
Lady L.

Este es un primer párrafo de un escritor "normal". No lo empieza con adivinanzas, ni frases inconexas, ni con ningún otro artilugio literario. Quiere que el lector esté hubicado desde el primer momento. No juega a las adivinanzas y el lector se encuentra desorientado hasta el cuarto o quinto párrafo

"La ventana estaba abierta. Sobre el fondo azul del cielo, el ramo   de tulipanes bajo la luz estival hizo que pensara en Matisse, que   acababa de sufrir una muerte prematura a los ochenta años de   edad, e incluso los pétalos amarillos caídos en torno al jarrón parecían obedecetr al pincel del maestro."

 

Las oraciones están bien redactadas. El lenguaje es el adecuado, literario, inspirado. A ciertos escritores españoles esto les debe parecer demasiado simple y desfasado y creen que el estilo es precisamente lo contrario. 

Pero no sólo empiezan con oraciones inconexas, sino que además incurren con frecuencia en contrasentidos y juntan oraciones que no guardan concordancia, como "duermevela" con "pensamientos", cuando le corresponde algo relacionado con el sueño. 

El culpable de esta enfermedad literaria es Juan Marsé, que creó está nefasta escuela y que yo defino como "escribir a tontas y a locas