BLOG DE JAIME DESPREE INICIO    LIBROS    CRÍTICAS    ARTÍCULOS    BLOG    SOBRE MÍ    SESIÓN ×
La mujer de ninguno

"Al poco de introducir la clave de acceso, su móvil empezó a zumbar frenéticamente, como si le hubiese entrado un ataque epiléptico."

Sí señor, aunque les cueste creerlo, los teléfonos móviles también pueden ser epilépticos ¡Al menos eso es lo que cree este escritor de la escuela de" escribir a tontas y a locas". Empieza su no-novela explicando lo que hace con su móvil. ¡Interesante observación! :

"Emilio Santillán encendió su teléfono móvil mientras salía del avión." Después con un lenguaje vulgar (" pareció un burdel encubierto para pijos estresados") nos cuesta un montón de simplezas que ni por lo más remoto tiene algún parecido con la literatura. Cualquier chaval de instituto lo haría mejor. ¿Pero dónde están los escritores en nuestro país? ¿Quién es el responsable de la editorial que permite la publicación de estos manuscritos? Me llevaré el secreto a la tumba! 

Todos los escritores sabemos lo que cuesta rellenar 200 o 300 páginas inspiradas. Hay días o semanas en que no somos capaces de escribir una sola línea. Es una aberración escribir en esas condiciones, porque con toda seguridad será simple relleno o palabrería que "ensucian" la narración. Todas las novelas que he criticado hasta ahora se han escrito durante estos periodos y se hace evidente en la pobreza expresiva, es decir, la ausencia total de inspiración.