Jaime Despree INICIO LEER ARTÍCULOS NOTAS CUENTOS FOTOS
30.11.-0001
¿Quienes son los chicos (y las chicas) de Vox?

Como vivo y escribo en Alemania, a primera vista puede parecer que no estoy autorizado para escribir un artículo con semejante pretensión, pero es solo a simple vista, porque estos grupos políticos se movilizan en toda Europa por las mismas causas y solo les diferencia el carácter y el temperamento nacional. Cada uno de sus líderes son el fiel reflejo de esta observación. Seguro que el español no será una excepción 

¿Quiénes, o qué, son los responsables de la aparición y auge de estos grupos que calificamos de “extrema derecha”, calificativo que ellos rechazan enérgicamente? 

En menor medida, todos tenemos una parte alícuota de responsabilidad, pero los principales responsables son la propia extrema derecha, pero no la que vocifera en sus catastrófistas mítines políticos, sino otros que mientras sus correligionarios pierden la voz sobre improvisados auditorios, ellos pueden estar degustando una impresionante parrillada de marisco a bordo de un magnífico yate, navegando a unas pocas millas de la costa de Marbella. 

Así es, la principal causa que provoca afiliarse a estos grupos es las enormes diferencias en el reparto de la riqueza de una nación. 

El perfil más común entre sus afiliados, es el de un miembro de clase media baja, al que sus limitados ingresos les impide consumir bienes que cree tener el derecho de poseer, viviendo en un país rico y con una gran capacidad para crear más riqueza. 

Si ellos no pueden acceder a una mayor participación en la riqueza de su propio país, debe ser porque alguien les está robando o malgastando recursos que deberían ser ellos los beneficiados. 

Por tanto, tienen que identificar a los ladrones y a sus cómplices, y como es común entre los miembros de esta clase social, su cultura es un ligero barniz, hacen un análisis simplista e identifican a dos ladrones y sus correspondientes cómplices, sobre los centrarán sus iras políticas. 

Para ellos los principales ladrones son los inmigrantes, porque están convencidos de que no los necesitamos, pero igualmente vienen, porque sus paisanos residentes les han informado de lo fácil que resulta conseguir las ayudas y los beneficios del generoso estado social. 

El segundo ladrón es de guante blanco. También es extranjero, pero no mendiga subsidios ni ayudas al escuálido estado, antes bien, aterriza en el país en un avión privado, en un aeropuerto de tercera categoría, para que no se haga notar mucho su presencia, porque su equipaje consta de una sencilla maleta de una marca chiná conocida entre los multimillonarios de aquel país, que contiene unos cuantos millones de dólares en negro que se propone blanquear, donde se ofrecen magníficas oportunidades para esta higiénica labor, que puede incluir la adquisición de valiosas obras de arte de familias de gran abolengo, pero con más color rojo en sus tarjetas de crédito que en la bandera comunista. Valiosas obras de arte que sacan del país en su avión privado, con la misma discreción con que llegaron.

Los cómplices de estos dos radrones de subsidios y de los bienes públicos, o privados que deberían ser públicos, son, por orden de aparición, son los políticos de izquierdas, quienes aseguran ellos, utilizan las astronómicas subvenciones a inmigrantes de toda clase, para ganar votos o popularidad, que se traduce en en votos, y los burócratas del estado que tramitan estos subsidios, mientras sus vidas son un calvario, cuando siendo su propio país, debería ser un paraíso.

Por último, rematan su simplicidad de miras, denunciando que la soberanía nacional está en peligro por culpa del contubernio anti-español de los burócratas de Bruselas. Por lo que aplauden a rabiar, el Brexit de los patriotas políticos separatistas británicos, con la bendición de su majestad, la super-reina, Isabel II.

Lo malo no es que lo crean ellos, sino que este mensaje xenófobo y anti-europeo, es discretamente compartido por millones de españoles, que por vergüenza propia, pasado de izquierdas o la razón que sea “todavía” no les votan, pero terminarán haciéndolo si su situación personal no mejora. Naturalmente que si se produjera un apoyo masivo y tuvieran mayoría absoluta, empezarían suprimiendo por decreto ley todos los partidos políticos , menos el suyo, claro está, para confiarles su futuro bienestar eliminando todas las lacras sociales, cerrando el país a cal y canto, en una perfecta autarquía, alimentándose de habas secas, y cuado fuera la temporada, melones de Villaconejos.

Ya solo faltaría que alguno de sus más ardientes seguidores se dejase crecer un bigotillo ramplón y le diese por hacer una chapucera versión de la revolución nacional socialista alemana, pero sin su orden y disciplina, sino improvisada y sobre la marcha,”Made in Spain”, ¡como fue la de los indignados!

 

SALIR

FRASES
"Es inútil que me esfuerce, nunca llegaré a escribir tan mal que merezca el éxito "
""Ser o no ser" no es la cuestión, sino "qué ser o qué no ser!""
"Si tienes talento, procura disimularlo. Pero si no lo tienes, no podrás disimularlo "
"Los diálogos de una novela son como las flores de un jardín, tienen que tener color"
"Cada lector tiene el autor que se merece"
"No escribo sobre lo que he visto, sino sobre lo que he vivido"